Inicio

Vueling ficha una veintena de pilotos y copilotos de Air Nostrum afectados por el ERE

Una veintena de pilotos y copilotos de Air Nostrum ha solicitado este mes de abril una excedencia para iniciar una nueva trayectoria profesional en otras compañías del sector, sobre todo en la firma española de bajo coste Vueling (que preside el exministro Josep Piqué), así como en otras aerolíneas que operan en el golfo Pérsico como Qatar Airways o Emirates, entre otras. La compañía valenciana del grupo Nefinsa y participada por Caja Duero -franquicia de Iberia para vuelos regionales-aprobó en marzo un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal para los dos próximos años, que le llevará a pasar de los 57 vuelos diarios a los 42 actuales.
A la vista de la situación y dada la incertidumbre sobre el futuro laboral en la compañía este grupo de personal de cabina, en su mayoría copilotos, ha optado por abandonar Air Nostrum, que hasta la fecha contaba con 497 trabajadores. El ERE no implica despedidos entre sus 1.800 empleados, si bien se reducirán horas de trabajo y sueldo en todos los colectivos. En el caso de los pilotos conlleva un recorte laboral de entre dos y tres días al mes.
Según la dirección de Air Nostrum, el mercado "busca pilotos experimentados en aerolíneas de nueva creación como Iberia Express, en otras empresas aéreas que están ampliando flota como Vueling y, especialmente, en algunas aéreas del golfo Pérsico como Qatar Airways o Emirates que ofrecen salarios muy altos a los pilotos con experiencia".

Préstamo y traslado a Bilbao
Por otra parte, el conseller de Economía, Máximo Buch, reconoció ayer que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), está negociando con algunas entidades bancarias para "conseguir financiación" para Air Nostrum y que mantenga su ba?se en Valencia. La aerolínea valen?ciana, que no quiso precisar la cifra solicitada, indicó que se trataba de un préstamo de los que la entidad financiera valenciana concede de forma habitual a las empresas.
Sobre el traslado de la base operativa a Bilbao, fuentes de Air Nostrum señalaron que continúa evaluándose, aunque se habían registrado varias circunstancias nuevas que podrían pesar a la hora de tomar la decisión. Se trata de la llegada al aeropuerto de Bilbao de dos compañías que no estaban cuando se planteo la posibilidad del cambio: Easy Jet y Ryanair. Ambas operan vuelos de bajo coste con Madrid, lo que restaría una importante parte del negocio a la aerolínea valenciana, ya que la utilización de Bilbao se encuentra muy condicionada a las frecuencias con Madrid, desde el que tiene las líneas más rentables con el exterior -recientemente a comenzado a operar bajo el código de British Airways-. Además, Ryanair ha abierto una base de operaciones en Bilbao.
El traslado, al margen de los beneficios fiscales que pudiera obtener al operar desde el País Vasco por la legislación foral, debería compensar otros gastos importantes, como el traslado del personal y el cierre de la base de Valencia, cuya amortización de la inversión -está en régimen de concesión con Aena, a la que revertirán todos los edificios construidos cuando la abandone- está calculada para un periodo de 30 años, a contar desde 2003. Además, la aerolínea debería afrontar una fuerte inversión en las nuevas instalaciones.

Vueling ficha una veintena de pilotos y copilotos de Air Nostrum afectados por el ERE