Inicio

Ryanair reduce a la mitad sus rutas en Gerona y despedirá a mil personas

Utilizando el estilo agresivo que el presidente de la aerolínea irlandesa, Michael O'Leary, ha acuñado durante la última década de expansión imparable, ayer Ryanair dio un paso más en el proceso de retirada de la que fue su mayor base de operaciones española en Gerona. Su vicepresidente, Michael Cawley, aseguró en rueda de prensa que en octubre la low cost reducirá a la mitad sus rutas desde el mencionado aeropuerto, al mantener solo 25 de las 46 actuales, lo que provocará la destrucción de un millar de puestos de trabajo.

El directivo culpó de el movimiento de retirada al nuevo Gobierno catalán por "dejar de apostar" en favor del crecimiento de Gerona y "no respetar" los pactos que la aerolínea había llegado con el anterior Ejecutivo catalán.

Ryanair marcó su récord en el año 2008, al transportar 5,57 millones de pasajeros desde el aeropuerto de Gerona (un 13% que el año anterior). En 2009, con la consolidación de las operaciones de Vueling en el aeropuerto de El Prat de Barcelona, comenzó a decaer la demanda y perdió un 4,1% de su pasaje.

En 2010 la Ryanair decidió cambiar de estrategia y anunció el inicio de operaciones desde el aeropuerto de El Prat de Barcelona donde comenzó a volar en octubre último. Durante ese año el tráfico en Gerona se redujo el 8%, y el número de pasajeros se situó en 4,8 millones.

El pasado mes de febrero la irlandesa canceló 18 rutas desde el aeródromo gerundense al pasar de 64 a 46, con lo que el número de pasajeros hasta el mes de junio se ha visto reducido un 42% en relación al ejercicio anterior. Además anunció que dejaba de volar a Reus.

El vicepresidente de Ryanair acusó en la rueda de prensa de ayer al actual Gobierno de la Generalitat de otorgar un "trato de favor" a Spanair y lamentó que "niegue la ejecución de un acuerdo que Ryanair tenía firmado con el antiguo Govern escudándose en la situación económica para después dar 20 millones de euros a Spanair". "Está claro que Spanair, que está en quiebra, no podrá devolver el dinero", sentenció el número dos de Ryanair.

Por otra parte, Cawley considera un "error" querer hacer del aeropuerto de El Prat un hub con conexiones internacionales. "Los aeropuertos hub son aeródromos de paso. Reciben muchos pasajeros que solo visitan el aeropuerto a la espera de poder conectar con otro vuelo. En cambio, aeropuertos como el de Gerona son una puerta de entrada para turistas que visitan las ciudades y consumen en ellas".

El Gobierno catalán respondió de inmediato las críticas de la compañía irlandesa por medio del consejero de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder. Ryanair debe primero "cumplir los contratos firmados", ya que para "negociar con alguien debes tener la garantía de que se cumplirá con lo acordado", afirmó.

Recoder argumentó que con la decisión de reducir a la mitad sus rutas desde Gerona "se confirma" su tesis de que Ryanair solo apuesta por operar desde El Prat, lo que ve negativo para Cataluña porque supone una lowcostización de su principal aeropuerto

Ryanair reduce a la mitad sus rutas en Gerona y despedirá a mil personas