Inicio

Nace una nueva aerolínea en Cataluña tras la quiebra de Spanair

Spanair presentó ayer concurso de acreedores después de cesar sus actividades el pasado viernes, lo que dejará sin empleo a más de los 2.000 trabajadores que componían su plantilla.

Los afectados en primerísima medida son los empleados de la aerolínea, pero los viajeros de avión también sufrirán las consequencias, especialmente aquellos que residan en localidades pequeñas, que tendrán que pagar más por sus billetes.

"De ninguna manera se van a cubrir los casi cinco millones de plazas que Spanair movía anualmente. Va a haber muchos aeropuertos pequeños a los que a muchas compañías aéreas no les interesa volar porque son deficitarias, así que no habrá competencia y habrá precios más altos. No compensa poner en marcha una ruta si no hay suficientes viajeros para mantenerla", asegura un alto cargo de una aerolínea que opera en nuestro país.

Un ejemplo gráfico es el de Rocío, que compró hace dos semanas un billete Menorca-Madrid de ida y vuelta para volar en el mes de marzo. Es residente en Menorca y por ello se puede beneficiar de un descuento. Pagó 55 euros. Tras el anuncio de cese de actividades de Spanair, trató de comprar un nuevo pasaje con Iberia, pero el precio ascendía a 255 euros. Al final, lo adquirió con Vueling por 155 euros.

Y es que la política de precios va a cambiar en muchos aeropuertos pequeños, según otras fuentes del sector, por lo mismo. "La mayoría de las aerolíneas no están pasando por buenos momentos. En ningún caso van a cubrir todas las rutas que deja Spanair porque no tienen dinero para sostener algo que no es rentable", concluyen.

Desde la OCU, las declaraciones van en el mismo sentido: "Se van a dar situaciones de monopolio en los aeropuertos pequeños y esto redundará en el coste de los billetes, porque habrá lugares en los que sólo operará una compañía", asegura Antonino Joya, de la Organización de Consumidores y usuários".

Los aeropuertos regionales ya no subvencionan tantos vuelos:

¿Por qué se han mantenido vuelos no rentables en localidades pequeñas? A base de subvenciones, la razón de ser de muchas Low Cost. Una actividad que tiene visos de acabarse debido al agujero económico con el que tienen que convivir muchas comunidades autónomas.

En tiempos de bonanza, los gobiernos de regiones pequeñas se lanzaron a inaugurar rutas a sus aeropuertos, rutas financiadas con publicidad en los aviones (normalmente anuncios turísticos) que se pagaban con los impuestos de sus ciudadanos.

Pero el grifo se ha cerrado, la hebilla del pantalón a avanzado un agujero más  y ya no hay dinero para subvencionar.

"La crisis ha hecho que ya no haya, ni mucho menos, la alegría que antes había en los gobiernos regionales para subvencionar vuelos. La consecuencia es que ninguna aerolínea va a inaugurar frequencias a esos lugares porque no son rentables. Y en el caso de que alguna se anime, el precio del billete se incrementará. Es algo que debería estudiar Competencia", asegura Joya.

Desde FACUA, su portavoz, Rubén Sánchez, asegura que "lo principal son ahora los trabajadores y ver cómo van a recuperar lo que se les debe, aunque es cierto que se dará una situación de menor competencia que perjudicará al usuario, sobre todo en los aeropuertos pequeños".

Nace una nueva aerolínea en Cataluña tras la quiebra de Spanair